Información para familias - Colegio jara

Información para familias

Oferta educativa

HONESTIDAD, SENSATEZ, RESPETO Y ESFUERZO.

 
LOS CIMIENTOS

Nuestro modelo es respetuoso, que no pasivo, con las necesidades del niño, ya que para su máximo desarrollo necesita oportunidades y éxito o, lo que es lo mismo, estimulación y refuerzo positivo siempre a través del juego y de actividades con las que los más pequeños aprenden mientras se lo pasan en grande.

Saber más

LA TRANSICIÓN

Así como en Infantil establecemos las bases del desarrollo de la persona, en los dos primeros cursos de Primaria sentamos los pilares del desarrollo académico.

Saber más

EL APRENDIZAJE

En Jara contamos con una Educación Secundaria Obligatoria dirigida a quienes buscáis una manera de aprender real y eficaz, con un modelo participativo y activo que da continuidad al modelo elegido de Primaria.

En el sistema educativo español, la Secundaria comienza un poco pronto. Pone a preadolescentes en grandes centros educativos donde aquellos que por alguna razón no han adquirido aún las destrezas suficientes pueden sentirse un poco perdidos. En general, la etapa de Educación Primaria es un espacio más protegido, pero en la ESO, todo se vuelve contenido curricular.

El trabajo por proyectos suma a los contenidos curriculares el aprendizaje asociado y significativo, al desarrollo de habilidades sociales y funciones ejecutivas, a la adquisición de destrezas de aprendizaje o lo que conocemos como aprender a aprender, en un entorno que comprende y acompaña el duro proceso de la adolescencia.

Saber más

LA ESPECIALIZACIÓN

Coincide con el final de la adolescencia y el inicio a la juventud. Nuestro bachillerato, sólido en lo curricular, que ya funciona por asignaturas, mira a la continuidad de los estudios. Se caracteriza porque hay una primera elección de modalidad y, por tanto, de especialización. Si bien se trata de una etapa voluntaria y, por tanto, elegida, seguimos ocupándonos de la totalidad de la persona atendiendo, como es propio de nuestro modelo, lo emocional y social ligado al avance académico.

Contamos con las modalidades de Ciencias y de Artes Plásticas.

Saber más

LA VOCACIÓN

En un modelo como el nuestro, para la vida, no podía faltar la Formación Profesional que vincula de forma muy estrecha escuela y empresa. Su carácter práctico permite al alumno adquirir las competencias específicas, lo que favorece su integración en el mundo laboral.

Además, esta formación posibilita continuar, por ejemplo, con otra de grado superior con la que complementar y ampliar conocimientos y, por tanto, todas esas competencias ya adquiridas previamente. Esto da lugar a una preparación mucho más completa.

Saber más

Ideario del centro

Jara es un colegio niñocentrista. Nos centramos en su desarrollo integral y en sus intereses en lugar de en los objetivos académicos, ya que éstos son medios. La etapa escolar es una experiencia de vida y el aprendizaje un proceso continuo al que prestamos atención en el día a día. Trabajamos para que el niño sea el protagonista de su vida, para que sea capaz de tomar decisiones y crezca en conocimientos, destrezas y valores. 

    • Cada persona vive en un entorno social concreto que le afecta y lo condiciona.
    • Este hecho por sí solo, de forma involuntaria, lo hace ya solidario con todos los otros miembros de su sociedad en mayor o menor medida. 
    • Pero el ser humano puede aspirar a otra solidaridad, consciente, responsable y activa, ya que nada de lo que pasa en el mundo nos puede ser indiferente.
    • Queremos un mundo de igualdad de oportunidades personales y colectivas.
    • Entendemos la solidaridad con el hecho de hacer nuestra la reivindicación justa de los menos favorecidos por esta sociedad y, también, como el compromiso de compartir desde la máxima igualdad este difícil viaje de todos los seres humanos del planeta. 
    • Rechazamos la solidaridad como una actitud paternalista. Creemos que es necesario entenderla como la rehabilitación de una verdadera justicia entre nuestros semejantes y una verdadera comunión que dentro de la escuela se traduce en la convivencia del día a día y en todas las pequeñas cosas que se nos plantean en la relación cotidiana.

La participación en la vida colectiva, en sus diversos ámbitos (familia, escuela, localidad, país, sociedad) potencia las aptitudes personales de los niños permitiendo que sean capaces de valerse por sí mismos y realizarse. Esto se debe a que la educación no se puede hacer al margen de la realidad colectiva de la que cada uno forma parte, ni tiene sentido si solo satisface las necesidades individuales, ya que esto puede ir en contra de las necesidades de los otros o a los intereses de la colectividad.

El hombre/mujer es un ser social que necesita el apoyo de la sociedad para lograr su propio equilibrio interior. Cada persona se encuentra con una sociedad construida por el esfuerzo colectivo de siglos. Cuando el niño de ahora sea adulto, ha de aportar su esfuerzo personal y sus experiencias al objetivo de mejorar la sociedad que le ha ayudado a crecer. 

Esto supone implicarse en los distintos ámbitos de la vida colectiva mediante una participación activa y comprometida, con un espíritu de crítica constructiva y no conformista y sacrificando, cuando crea conveniente, los privilegios individuales en beneficio del bien común. 

La participación es importante como proceso y a la vez como herramienta motivadora para que el niño se sienta más implicado también en su evolución.

Tenemos una visión positiva del mundo, no en el sentido de ignorar las dificultades de la vida y los problemas que hay en la sociedad, sino que nos referimos a la capacidad de dar siempre la mejor respuesta posible, a intentar buscar soluciones a la adversidad y en la creencia de que se puede confiar en el hombre, pretendiendo optimizar la autoestima.

Creemos que es posible mejorar la sociedad de la que formamos parte, pero queremos partir de aquello que consideramos es lo bueno para trabajar y hacer progresar los aspectos que se relacionan con esto.

Tenemos una visión positiva de los niños y creemos que su naturaleza es buena en sí misma. Queremos confiar en ellos, no solo como futuros adultos responsables y conscientes, sino como niños y adolescentes. Por eso preferimos el dialogo antes que la confrontación, la reflexión antes que el castigo, el consenso antes que la imposición.

En definitiva, creemos que todos los niños tienen la posibilidad y el derecho a crecer, aprender y mejorar como personas.

Nos manifestamos respetuosos y abiertos a todas las confesiones y, desde la escuela, renunciamos a todo adoctrinamiento hacia alguna tendencia concreta. La escuela respetará todas las confesiones de alumnos y profesores, el pluralismo ideológico.
No renunciamos a plantearnos una ¨formación espiritual¨ que permita a los niños y niñas reflexionar sobre el sentido de la vida y cómo establecer una mejr relación entre todos, con una finalidad concreta.

Creemos que esta formación es necesaria sobre todo en una sociedad en exceso abocada a la técnica y al consumismo exacerbado que nos hace vivir a un ritmo trepidante donde no hay lugar a espacios para la reflexión ni la sensibilidad.

Creemos que cada vez más nuestra sociedad valora a las personas a partir de las cosas materiales que se poseen.

Este tipo de valoraciones también las realizan los niños y niñas al considerar sus relaciones con los compañeros, en base a lo que estos tienen y pueden ofrecer, valores como solidaridad o amistad a menudo son considerados exclusivamente desde una óptica materialista.

El niño con dificultades de aprendizaje, bajo este prisma, está condenado a fracasar: no conseguirá títulos que le abran el camino a otras “tener más”.

 Desde la escuela queremos luchar contra esto en dos ópticas diferentes:

    1. Consiguiendo que los niños se relacionen entre ellos por el gusto de estar juntos e intercambiar experiencias. Hacer crecer la sensibilidad y la reflexión y darse cuenta de lo importante que es la riqueza emocional. Esta riqueza es la que nos permite desarrollarnos como seres humanos.
    2. Hacer que el niño con dificultades de aprendizaje sea capaz (a partir de conocer sus limitaciones y valorarlas de forma positiva) de conseguir y luchar por lo que el resto de compañeros podrá obtener con menos esfuerzo.

Servicios complementarios

    • Comedor escolar, 165 €/mes en 10 meses de septiembre a junio, ambos inclusive.
    • Horario ampliado 1 hora. De 8:00 a 9:00 (con desayuno) o de 16:30 a 17:30 (con merienda): 55 €/mes. Media hora. De 8:30 a 9:00 o de 16:30 a 17:00: 35 €/mes
    • Ruta escolar. Municipios de Vva. del Pardillo, Vva. de la Cañada, Brunete y El Escorial*: 95 €/mes. *Puede variar en función de la demanda. Resto de municipios (a consultar): 175 €/mes.
    • Recursos de aula. 115€/trimestre en los meses de octubre, enero y abril. 
    • Gabinete psicopedagógico. 200 €/anual a abonar en el mes de septiembre.

Proyecto educativo que se desarrolla en el centro

SU TALENTO ES NUESTRO MOTOR

Líneas básicas del proyecto educativo

Porque es posible, está demostrado y tenemos experiencia en ello, Helix integra aprendizajes para la vida y la convivencia con aprendizajes sólidos y competencias académicas y profesionales

Nuestra Identidad

Con modelo Helix creamos un espacio de crecimiento armónico en el que desarrollarse como personas, formadas y competentes, pero desde lo esencial al ser humano: la autoestima, las habilidades sociales, las emociones, la resolución de conflictos, la toma de decisiones, la iniciativa, el autocuidado… y, por supuesto, también desde las competencias relacionadas con el aprendizaje y el conocimiento; todo ello necesario para desenvolverse en el mundo del siglo XXI.

Normas de Organización y Funcionamiento

Nuestras normas

Contacto

INFÓRMATE SOBRE EL COLEGIO JARA

SECRETARÍA
Lunes a viernes de 9:00 a 14:30 y de 15:00 a 16:30 horas
Contacto: 918 991 678 | secretaria@colegiojara.com

DIRECCIÓN
Contacto: 918 991 678 | juanjo.arjona@colegiojara.com

Actividades extraescolares

HORARIOS Y PRECIOS