Identidad Metodológica

“Porque es posible, está demostrado y tenemos experiencia en ello, Helix integra aprendizajes para la vida y la convivencia con aprendizajes sólidos y competencias académicas y profesionales".

Nuestra Identidad

Con modelo Helix creamos un espacio de crecimiento armónico en el que desarrollarse como personas, formadas y competentes, pero desde lo esencial al ser humano: la autoestima, las habilidades sociales, las emociones, la resolución de conflictos, la toma de decisiones, la iniciativa, el autocuidado… y, por supuesto, también desde las competencias relacionadas con el aprendizaje y el conocimiento; todo ello necesario para desenvolverse en el mundo del siglo XXI.

¿EN QUÉ SE BASA?

SUS TRES PILARES BÁSICOS

Aprender haciendo

Una metodología activa, que hace del niño el protagonista.

Nuestro equipo

El profesor y el equipo docente como alma y líder de la acción educativa.

Inclusión

Una visión inclusiva y compartida del niño, del conocimiento y de las posibilidades de interacción entre ambos.

¡Lo que nos diferencia!

El proyecto educativo del Colegio Jara está basado en el modelo Helix de la Fundación Aprender, un modelo innovador con un gran equipo de profesionales.

Metodologías activas

Nuestros niños no son sujetos pasivos escuchando una clase magistral, sino que construyen su propio aprendizaje investigando, descubriendo, haciendo, experimentando, expresando lo aprendido…

Lo hacen guiados por el profesor que es quien atiende, en el aula y fuera de ella, las necesidades de aprendizaje del niño, utilizando para ello metodologías activas como el aprendizaje basado en retos o en problemas, el cooperativo, los proyectos interdisciplinares e incluyendo las nuevas tecnologías.

Nuestro equipo

“El equipo docente es la clave de nuestro modelo que requiere de la convicción de que se puede trabajar de otra manera, de que todo el mundo tiene derecho a aprender, y de que forman parte de Jara por profesión y vocación; es decir, por conocimiento y experiencia, y pasión.”

Está formado por maestros de Infantil y Primaria, profesores especialistas en las distintas disciplinas y titulados en las diferentes áreas; psicólogos, pedagogos, integrador social, técnico en neurodesarrollo, profesor de ajedrez, y maestros de apoyo especializado. Todos en formación constante que trabajan en equipo con un enfoque interdisciplinar en espacios reservados para la coordinación, el intercambio de ideas, el aprendizaje en común y la programación conjunta de los centros de interés y proyectos del Centro. 

Nuestros principios

Jara es un colegio niñocentrista. Nos centramos en su desarrollo integral y en sus intereses en lugar de en los objetivos académicos, ya que éstos son medios. La etapa escolar es una experiencia de vida y el aprendizaje un proceso continuo al que prestamos atención en el día a día. Trabajamos para que el niño sea el protagonista de su vida, para que sea capaz de tomar decisiones y crezca en conocimientos, destrezas y valores. 

Dos profesores en aula. El profesor de apoyo está dentro de aula. Además, durante muchas horas hay dos profesores en clase. Esto nos permite atender los diferentes ritmos pero en la misma actividad y con objetivos comunes.

El aprendizaje mediado. El profesor, al ejercer como guía, moderador y dinamizador de las situaciones que puede encontrarse en aula, atiende también los diferentes ritmos, los posibles conflictos y regula las interacciones.

El aprendizaje entre iguales. Todos tenemos puntos fuertes y débiles. El aprendizaje entre iguales da la oportunidad a todos de alumnos de aportar y de recibir enriqueciéndose todos de todos.

No utilizamos libros de texto. Nuestra programación es real y se realiza entera y nueva cada curso. Va más allá del instrumento, aporta los pasos y la guía para conformar unidades de trabajo activas.

Los contenidos curriculares se organizan de manera flexible, interconectada y funcional: al lanzar un subcentro de interés perseguimos unos objetivos de aprendizaje, diseñamos dinámicas variadas que incluyen el trabajo de contenidos utilizando de manera adecuada los recursos, los agrupamientos, salidas, etc., y todo ello lo evaluamos teniendo referentes competenciales (indicadores).

Nosotros diferenciamos entre evaluar y calificar. Consideramos que la correcta evaluación es un proceso que debe contribuir al aprendizaje.

En lugar de contar con una evaluación basada exclusivamente en el examen, empleamos mejores herramientas como las dianas de aprendizaje, rúbricas, diario de aprendizaje… Con ellas valoramos, de forma continua, el trabajo en aula, los procesos, la implicación, la interacción, así como los resultados del mismo, el producto.

Parte de esta evaluación tiene que ver con la autoevaluación, por parejas o por equipos. La autoevaluación permite ser consciente del error, paso primero para su corrección y, por tanto, para aprender desde la equivocación.

Para el desarrollo completo de nuestro alumnado contamos con un equipo interdisciplinar, una metodología activa y, además, con la incorporación de espacios propios que contribuyen al mayor desarrollo cognitivo a través del ajedrez; social y emocional a través del trabajo en neurodesarrollo motor; y el arte, transversal a todo ello, a través del aula de Manos Manchadas.

Aprendemos inglés de manera y en el orden natural: escuchamos, hablamos, leemos y escribimos y, finalmente, estudiamos el propio idioma desde la gramática.

Contamos con aula temática para el inglés como segunda lengua, un espacio en crecimiento, y con un número elevado de profesores con un nivel C1.